En La canción de Marta, columna de hace unos años, escribí sobre la mirada de un cineasta que a su vez era pintor, detalle que no debiera pasar inadvertido por infrecuente. Al cineasta y pintor que es Nozal lo tenemos en Palencia, vecino ilustrado, en perenne creación.

La canción de Marta (premio al “Mejor cortometraje en lengua extranjera” en el International Independent Film Festival New York/Las Vegas) no ha sido su única creación,  Cervecita MilagrosaEl Puente de PitágorasThe Awakening of the Sleeping BeautyLogaritmo neperianoJacobina, o el capirote volador han sido el preludio de su próximo largometraje, Voynich, el manuscrito más misterioso del mundo.

La sentencia lacaniana de que en el amor “nunca me miras desde donde yo te veo” bien pudiéramos aplicarla a la mirada del cineasta respecto a su obra, tan diferente a la mirada del espectador. Es seguro que compramos la mirada del pintor cuando compramos uno de sus cuadros, tan seguro como que al sentarnos a mirar su relato cinematográfico viajamos a su singular modo de dar sentido al mundo. Su fábrica de dar sentido no es la nuestra, pero el avance y movimiento de las ideas se ha ido construyendo históricamente merced a esa divergencia.

Los relatos nos conmueven, nos hacen pensar, modifican nuestras creencias, despiertan inquietudes, aprietan nuestro lazo social. De igual modo satisfacen nuestros impulsos (hasta los peores) y deseos (hasta los inconfesables), siendo otros quienes los llevan a cabo en la pantalla. Soñamos por persona interpuesta, y lloramos por las desventuras del actor, lo cual nos humaniza, y nos acerca. Por eso necesitamos al cineasta, para que nos cuente una historia que nos transforme y nos haga mejores. Abbé es un gigante en esto, como artista y como persona.

También escribí en aquella columna, el guiño a la sinestesia que recorre la película, quizá explique el exordio que homenajea a Gil de Biedma: ‘La luz usada deja polvo de mariposa entre los dedos’. Hay que verla. Hoy habría que decir que quizá habría que verla antes de la próxima, pues un cineasta más que en la anterior siempre está en la siguiente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies