Al pensar en un arquitecto pienso, no sé por qué, en la soledad. Se habla de la soledad del corredor de fondo, no de la soledad del arquitecto, y sin embargo han de ser muchas las horas en que un arquitecto sueña, proyecta, intuye, acciones todas ellas que requieren de mucha soledad, creativa, pero soledad. Y es lo que se me ocurre al presentar a nuestro vecino ilustrado de esta semana en esta columna, Álvaro Gutiérrez, me lo imagino solo e imaginando.

Quizá sea porque de sus imaginaciones han salido algunas creaciones conocidas en nuestra provincia, como las de San Pedro Cultural de Becerril de Campos, (junto a otros arquitectos), monumento restaurado de forma muy original y que ya es unos de los más visitados de la provincia. Pero también por el amor eficaz que pone en las actividades culturales que diseña para la Escuela de Música Ortega, y siempre con tanto éxito de público. También por el buen gusto y el saber hacer de las exposiciones de la colección de libros móviles y desplegables de Ana María Ortega que han recorrido puntos emblemáticos de la geografía como la Biblioteca Nacional. O por la originalidad de sus presentaciones en el Ateneo cuando ha tenido que dar la palabra a un orador.

Además, viajero empedernido, de seguro sabe que lo mejor de un viaje es cuando se sueña, se planifica, cuando se ilusiona bello y artístico. De hecho su proyecto de Guía Mundial de Palencia aúna ese doble amor por el viaje y por el arte.

Escribió el poeta Fernando Zamora en Tratado de conservación, hablando de la soledad soluble, que la soledad es un producto vivo y delicado…infusión deliciosa que se toma en solitario. Aunque añade: “llegará a ser horrorosa, si se la bebe a diario”. Ciertamente es el peligro de los creativos, de los soñadores, de los escritores, no encontrar la dosis justa cuando sus ensoñaciones los aíslan del resto, o cuando la belleza del arte atrapa y aísla.

            Mayor aún el mérito de quienes como Álvaro G. Baños, desde su altura y su bonhomía, no eluden el lazo social y se aventura junto a otros en imaginativas empresas comunes. Solitarios reunidos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies