John Locke formuló en su transcendente Ensayo sobre el Gobierno Civil las bases de lo que suponía un ejercicio político basado en la buena gobernanza de la ciudad, distribuyendo la separación de poderes (legislativo, ejecutivo, federativo), afirmando la tolerancia, es decir, un tratado que sirvió a un Voltaire llegar a decir que Locke representaba un espíritu sabioGobierno Civil es un sintagma bello para quienes aman las cosas de la polis, la buena política, la que no es la simple administración del poder.

Sucede que la reminiscencia de gobernadores civiles representantes del poder total, más otras conveniencias, llevó a cambiar el nombre de gobernador civil por este actual de subdelegado del gobierno. Bueno, sea como sea, creo que Ángel Domingo Miguel Gutiérrez es el actual gobernador civil, en tanto está al frente de esa responsabilidad en esta provincia, o dicho de otro modo su función de servicio público a la ciudadanía.

Médico cercano a la gente, sincero (peligrosamente sincero para los tiempos del cinismo y de lo políticamente correcto), muy tolerante y abierto, cordial y lo que es más difícil, con un gran sentido del humor, es seguro que la figura del gobernador civil gana prestigio cuando lo representa alguien curado de la enfermedad del amor propio, abanderado de una posición subjetiva humilde y respetuosa. Una suerte escuchar la enunciación de Ángel, un alivio para la ciudad tener representantes políticos no engolados.

Quizá algunos buenos médicos que se dedican a la buena política no hacen sino aplicar esa su medicina al conjunto social, (al enfermo social iba a escribir). La mejor medicina puede que sea unas dosis de sensatez, tranquilidad, paciencia, respeto a las diferencias, decir la verdad al enfermo, respetar sus tiempos, y no creerse imprescindible. Y el buen médico sabe que hay lo curable y hay lo incurable, y sabe de los límites de la medicina.

La mejor medicina, lo he verificado, viaja en el maletín de Ángel, nuestro gobernador civil. Un vecino ilustrado al lado de la civitas. Humano, demasiado humano.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies