Estos días quien más quien menos entona su particular beatus ille, al mantenerse lejos del foro, como reza el verso de Horacio. El alejamiento físico opera un resultado espectacular con su dosis de calma chicha, de cambio en la mirada, de silencio, de olvido de lo que uno es para los otros. Todo bien, salvo que los últimos años constatamos que el alejamiento físico no es suficiente para desconectar.

Al verso de Horacio, “dichoso aquel que lejos…”, habría que completar o añadir en nuestra época, un “dichoso aquel que lejos del whatsapp”, ese invento que empieza a darnos más disgustos que alegrías. Debutó siendo de gran ayuda en nuestras comunicaciones, cierto, sólo que poco a poco se ha ido mostrando como un monstruo de dos caras, la amable y la terrorífica. Se nos había olvidado que todo juguete puede ser bélico en manos del impulsivo, del descerebrado, del histérico que busca siempre descompletar, del que goza con angustiar al otro, del que no sabe estar solo.

Dichoso aquel entonces que sabe salirse con elegancia de los grupos de whatsapp, dichoso aquel que maneja el arte del bloqueo sin inmutarse, dichoso aquel que sabe silenciar, y dichoso aquel que…nunca se instaló el juguetito de marras, porque no se conoce (de momento) a nadie que sea tan fuerte como para pasar un solo día sin mirarlo, y mucho menos para desinstalárselo. Y si alguien osara tamaña heroicidad, de seguro que sería tachado de incívico, de asocial, y además de ser juzgado (y condenado al ostracismo) por el quinto de cuñadería, obligado a dar explicaciones, nunca suficientes. Sólo recordemos las que hemos de dar si tardamos un poco en contestar, o si ofrecemos la inteligente no-respuesta como respuesta.

¡Qué descansada vida! escribió Fray Luis de León, en su Oda a la Vida Retirada. La del que huye del mundanal ruido de la mensajería.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies