«Hacerse ilusión. Juzgar bueno lo que es malo, grande lo que es pequeño, hermoso lo que es feo, encantador lo que repugna…», esta acepción de un diccionario de 1875 supone una novedad y un cambio semántico en el concepto de ilusión. Lo recoge el Breve tratado de la ilusión, de Julián Marías, escrito en 1984 (es decir cuando el filósofo contaba con 70 años), y lo hace para afirmar que ese giro es un secreto de la lengua española, pues en otras lenguas, empezando por el latín, illusio es un sustantivo que procede del verbo illudere, jugar, bromear, ridiculizar, burlarse.

            Es decir de una acepción negativa y habitual en otras lenguas, en castellano al contrario la ilusión implica ese matiz de juzgar erróneamente, pero mejorar lo juzgado a través de ese error. Algo que estando en la frontera entre lo posible y lo imposible, (más cerca de esto último) trata de mejorar la vida.

            Viene esto a decirnos, en estas fechas, (el pregón navideño de Guillermo de Miguel de anoche, por ejemplo, a quien debo esta referencia bibliográfica tan oportuna) que usamos con denuedo esa palabra, de ilusión, tanto para esperar algo feliz en el relato religioso, como en el encuentro familiar y con amigos durante las navidades, como para la lotería, como para los deseos de un año que comienza, como para la mágica noche de los reyes magos, que efectivamente, si algo comanda nuestras vidas en la mejor perspectiva, es cuando nos visita la ilusión.

            Los mejores proyectos, el enamoramiento, la mejor manera de confiar en el de al lado, los usos del lenguaje y sus juegos, todo ello viene barnizado con la ilusión, tan salvífica como el humor. La literatura y el cine son también territorios a los que acudimos para mantenernos activos en las filas de la ilusión, y sin los cuales no podríamos vivir.

            Si la vida puede narrarse y no es sólo una sucesión de acontecimientos, de hechos, si se puede ir más allá de la realidad pura y dura, debemos volver a Calderón, y no olvidar sus versos inmortales: “¿Qué es la vida? Un frenesí./ ¿Qué es la vida? Una ilusión,/ una sombra, una ficción/ y el mayor bien es pequeño:/ que toda la vida es sueño,/ y los sueños sueños son.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies