Hay un cuadro en el Museo del Prado que nunca había reconocido allí a pesar de que un fragmento del mismo es la portada de un libro que me ha acompañado casi tres décadas. Se trata de Caronte atravesando la laguna Estigia, del holandés Joachim Patinir, pintado hacia 1520. He sabido también que para algunos es éste el paisaje más admirable que se conserva en el Prado, y que Felipe II lo contemplaba en su cuarto al dormir en los veranos en torno a 1550.

Patinir (que por cierto era amigo de Durero) quiso representar una travesía, el último viaje, en una barca conducida por el gigante Caronte en el que se ve junto a él a la figura empequeñecida de un hombre. En medio de la laguna Estigia, uno de los ríos infernales griegos, podía tomar el camino del Averno con el Can Cerbero vigilando la puerta de Hades, o atender la llamada de un Ángel desde una tierra paradisiaca. Es la metáfora perfecta de la elección de los caminos, del destino final en la vida, de la frialdad de la muerte, de la soledad en última instancia, pero también del acompañamiento.

Es esta figura, la del acompañamiento, en la que más me había detenido. O si se quiere, la rotunda verdad de que necesitamos de vez en cuando un barquero, un Caronte a quien entregamos lo mejor que tenemos y en el que confiamos ciegamente. Tal elemento aparece en nuestras vidas en algún momento y finalmente rige nuestro deambular, seguros como estamos de que sí conoce la ruta. Temerosos de los peligros y las incertidumbres, ni por un segundo dudamos de su pericia en la conducción.

Qué sería de nosotros si en algún momento de nuestra vida no nos hubiéramos topado con alguien así. Aunque también, qué responsabilidad contraemos cuando nos toca hacer de barqueros, sabedores de que todos andamos un poco perdidos. Bien es cierto que unos más que otros.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies