Estamos acostumbrados al elogio del emprendedor. Cuando escuchamos a alguien que se define como emprendedor social, ese elogio tiene otro matiz. En un primer vistazo, por definición todo emprendedor es emprendedor social, pues requiere del concurso de otros, de la cooperación con otros en la empresa, pero si se mira despacio el asunto se complica, y el emprendedor social navega en otros mares, el de objetivos de crecimiento social, de mejora de la vida, de desarrollo humano, y eso constituye la verdadera satisfacción del emprendedor social, creo, contemplar el bienestar y felicidad de los otros.

Fidel Ramos se presenta a sí mismo de esa guisa, como un emprendedor social. Pero es que le avalan los hechos, el trabajo de toda una vida entregada a los demás, al servicio de la mejora de la vida de los otros. Y si no que se lo pregunten a los miles de beneficiarios de sus sueños, y a los cientos de trabajadores que se sumergieron bajo su paraguas imaginativo.

Pedagogo, profesor, licenciado en Historia, Master en Gerontología, en Desarrollo Organizativo, Fidel Ramos es un auténtico experto en la gestión de Entidades Sociales. De hecho ha sido impulsor y director de la Fundación San Cebrián de Campos durante muchos años, dejando una obra excelsa, premiada y admirada. Con todo su arsenal de éxitos, considero que el mayor de todos ellos es reconocer los muchos fracasos. Todos tenemos una lista de fracasos, amorosos, con amigos que perdimos absurdamente, profesionales, laborales, económicos, vitales…fracasos que debieran figurar en nuestro curriculum con la misma dignidad que mostramos la ristra de nuestros aciertos.

He escuchado a Fidel el otro día en una intervención pública hablar de las veces que intentó alguna empresa social y no salió. Esto sólo lo puede decir alguien hecho de una pasta diferente, la de los aventureros inteligentes, la de los soñadores inconformistas, la de alguien que ama el camino más que la meta, y con Kavafis, no tiene la menor prisa en su viaje.

Quizá Fidel Ramos, en nuestra pequeña ciudad, como vecino ilustrado, dé nombre a una serie: la de los inventores sociales.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies