La estatua de Montaigne del barrio latino de París sirve de amuleto de la suerte para el gentío estudiantil de La Sorbona, quienes acostumbran desde 1930 a tocar su pie derecho justo antes de un examen. Acuden por tanto al Square Paul Painlevé como en Palencia acudimos a tirar de la coleta de doña Urraca.

            Ocurre que no es doña Urraca, ni siquiera doña Inés de Osorio. El capítulo IV, redactado por Rafael Martínez, del magnífico libro La Catedral de Palencia(Promecal, 2011), lo aclara, al mencionar el sepulcro de doña Inés de Osorio: «Este sepulcro está relacionado con una tradición palentina: que es que habiéndose confundido en el imaginario popular a doña Inés de Osorio con doña Urraca, cuyos restos reposan en el arca que se conserva en una repisa en el interior de la capilla, en el mismo lado del evangelio, y teniendo doña Inés una doncella con coleta a sus pies, los estudiantes para aprobar los exámenes se acercaban a tirar de la coleta a la doncella, a la que confundían con doña Urraca».

            En cierta ocasión me contó mi admirado e inolvidable profesor Don Carlos R. Serrano, que un nieto suyo había ido con él a ver la Catedral, y al contarle la tradición de la coleta, el chaval tiró varias veces para pedir suerte para los exámenes, pero al ir a salir de la Catedral, ni corto ni perezoso, se dio la vuelta deprisa, y se echó a correr camino de la coleta de nuevo, ante la mirada atónita de su abuelo. Al regresar le espetó: “abuelo, se me había olvidado el de Matemáticas”. Eso demuestra la velocidad de propagación y el calado profundo de los relatos en el imaginario de los niños.

            Pero el uso de la coleta de doña Urraca también era extendido (desconozco si lo sigue siendo) para las jóvenes casaderas, quienes acudían con denuedo, ante la extendida noticia de que quien tiraba de la coleta encontraba marido en…menos de un año.

            Pues bien. Estoy de acuerdo con Guillermo de Miguel, escritor y hombre sagaz, vecino ilustrado de nuestra ciudad, quien me confesó al salir el sábado de un Paraninfo, que el acto que allí había tenido lugar era el acto más importante que se había realizado en Palencia en los últimos veinte años. Pero es atribuible a la coleta de doña Urraca, estoy seguro. Alguien ha tirado de ella con fides.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies