Nueva columna de Fernando Martín Aduriz en Vecinos Ilustrados del Diario Palentino

Luigi

Luis Ángel García López, Luigi, es un maratoniano palentino que va a correr en Londres la próxima semana. Y aún estamos a tiempo de correr con él apoyando una causa justa, la de ayudar a la Asociación Española de Ayuda contra el cáncer, a su Asamblea de Palencia. Desde 1€ podemos contribuir en maratonesolidarios.com, a la vez que de ese modo valoramos el noble esfuerzo de superación, el horizonte de exigencia que se impone la humanidad a sí misma.
Ciertamente recorrer los 42 kms. y 195 metros es una hazaña. Lo vi el otro día en el I Maratón de Palencia en la heroicidad que reflejaba la emoción de la llegada a la meta, pese a la bella compañía del Canal de Castilla. Y Luigi lleva diez maratones: New York, Estocolmo, La Habana…y ahora se propone bajar de las 3 horas. En fin. Seguiremos atentos.
Pero Luigi nos da la llave para entrar en este mundo de los esforzados, de los que silenciosamente laboran y corren su particular maratón cada día, o su maratón que dura una vida de lucha diaria. Una carrera que no parece terminarse nunca, que tiene, como todo maratón, su muro (unos dicen que aparece en el kilómetro 37, otros antes) y que parece que no vamos a poder llegar, y ni un avituallamiento providencial nos anima. Aquí entra el recetario de cada uno. He escuchado de todo: no hay que mirar atrás, no lo pienses, mira al frente, la proa tiene razón frente a las bandas, nunca te rindas, et cetera. Un recetario amplio para recorrer el maratón de la vida.
Lo que destaco es que no hay una fórmula única, sino que cada quien inventa su modo de hacer meta, y que no siempre es fácil aguantar tanto esfuerzo, pues las condiciones de salida no son idénticas para todos, las circunstancias son muy desiguales, y ese crono es más exigente para unos que para otros. Algunos corren descalzos, y no se quejan, otros cargan con el peso de los otros o de su propia discapacidad, y nos dan el gran ejemplo.
Y de entre tanto maratoniano,los héroes intelectuales, quienes dedican una vida al estudio sin dejar de atender su trabajo, saben también de lo que supone esa carrera, la mayor parte de las veces solitaria.
El próximo día 13 muchos palentinos estaremos pendiente de ese maratón londinense y de ese gesto solidario de nuestro vecino Luigi. Que recuerde lo que evoca Murakami, ‘pain is inevitable. Suffering is optional’.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies