En la infancia nuestros juegos comenzaban con el “monta y cabe”, que era un mecanismo de elección de los compañeros de juego consistente en ir avanzando palmo a palmo alternativamente entre dos capitanes hasta enfrentarse los zapatos y estrechar el espacio entre ellos, en cuyo momento se montaba sobre el pie del otro, y si cabía el zapato, se iniciaba la elección del primer jugador. Era la forma civilizada de solucionar el primer conflicto de todo juego, distribuir dos bandos.

Esta especularidad de dos bandos dos acompaña casi todas las manifestaciones sociales. Incluyendo la famosa pareja amorosa, santo y seña de la máxima especularidad posible, hasta el extremo de que se piensa como complemento (o suplemento) uno de otro, el que da lo que falta, con lo cual salvamos el imponente escollo que supone aceptar en la vida esa verdad que proclama: nadie tiene lo que nos falta.

También es especular la relación de amistad, donde la tensión entre amigos siempre discurre, tarde o temprano, por la rivalidad imaginaria, momento crucial en el que o uno de los dos abandona y se sale del espejo, o ambos se enzarzan de por vida.

También lo es en todos los deportes, individuales o colectivos. También en la vida de empresa donde al final son dos los contendientes, luchando a brazo partido. Y también en la guerra o su continuación por otros medios, la política. Dos convocados a plena luz para batirse en armas.

Finalmente, luchar contra el de enfrente puede ser leído como una treta para evitar la lucha interior, más inteligente y productiva, la que bien conducida nos lleva a mejor puerto, o al más sabio. Ferlosio diría que“humano no es medirse con los demás, sino ocuparse de las cosas”. La sabiduría infantil que usó del “monta y cabe” (heredada de otros niños anteriores), debería generalizarse, para que nos ocupemos de las cosas y sofoquemos los egos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies