He dedicado varias columnas a José María Pérez. En una de 2005 escribí de su perfil de inventor, quehacer que llenó sus horas, pero mañana en Palencia al presentar su tercera novela, La reina sin reino, buscaré el nuevo perfil de novelista.

José María Pérez usa el seudónimo de Peridis para firmar sus viñetas y ahora sus novelas. Un seudónimo no es un heterónimo. Fernando Pessoa, el gran poeta portugués usó varios con una finalidad enigmática, hasta 136 autores ficticios según la última investigación recién publicada, Yo soy una antología. Los heterónimos patentizan su desdoblamiento,  describen su alter ego, su plural personalidad. Pero el seudónimo Peridis muestra que la obra y el personaje pertenecen al mismo autor, son idénticos, con la especial marca de un humor singular e inconfundible.

Podemos encontrar en los personajes de las novelas de Peridis una caracterización única con esos rasgos de su inventor, por más que sean personajes históricos a quienes Peridis, el novelista, ha tratado de dar vida en las novelas, tras haber tratado las obras arquitectónicas de su época, tras haber reconstruido esas mismas obras y recorrido esos escenarios de castillos y monasterios como el Otro Peridis, el arquitecto rehabilitador. Faltaban los personajes que los habitaron. Y ahí ha nacido su fuerza inventora.

Tal como los “animalillos políticos” de sus viñetas, estos personajes de sus novelas son auténticas caricaturas, retratos muy bien perfilados, con sus lados buenos y malos, con sus gestos nobles y sus apetitos y pasiones. Si Pessoa fundamentó el origen de sus heterónimos en su tendencia orgánica y constante a la despersonalización y a la simulación, tras el seudónimo Peridis se cobijan unos personajes captados con el ojo clínico de un caricaturista que ahora novela, relata y cuenta historias de ficción verosímiles.

Un nuevo neologismo “dedicatura”, fusión de dedicatoria y caricatura, está en marcha por el inventor Peridis para plasmar a cada lector en sus libros. Nuevo invento: todo lector de su novela, un personaje más de la misma, un objeto de su ojo de caricaturista.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies