De todos los robos que podemos perpetrarnos a lo largo de nuestra vida,  sin duda el peor es cuando nos robamos la alegría, la ilusión, el deseo.

Sartre decía de Jean Genet (en San Genet, comediante y mártir) que robaba alegremente. Decía de él que en un primer tiempo era un “ladrón poético”, un príncipe del mal. Pero quien nos roba nuestra alegría es un triste, que de ese modo, en la operación, trata de hacernos a todos iguales, los mismos en la tristitia. Es un príncipe de la tristeza. Para sacar adelante su operación arguye que ilusionarnos no sirve de nada, puesto que después viene la decepción, que tener deseos conduce al descontrol, por ello mejor ceñirnos a cubrir las necesidades, y también que mostrarnos alegres es ignorar que hay que tomarse las cosas con más seriedad, como si fueran incompatibles.

Siendo verdad lo que Benedetti dejó escrito en su poema, que hay que defender la alegría… también de la alegría, siendo verdad que ya sabemos que la ilusión es un trampantojo, y conociendo que los deseos nos perturban pues nos muestran lo mucho que nos falta, no es menos cierto que una vida vivida bajo la égida del reglamento y que expulsa el deseo (incontrolable), la alegría (desbordante), y la ilusión (engañosa) no es una vida sino sombría.

Ocurre que ladrones podemos llegar a ser todos en algún momento, si nos contagiamos de una atmósfera mortecina, repetitiva, aburrida, previsible, y así, nos parece normal robarles a los niños, por ejemplo privándoles de que pasen horas y horas jugando alegremente en la calle, como hicimos nosotros, o imponiéndoles el deseo de saber a base de notas y evaluaciones.

                  La atmósfera deseante debería de ser el hábitat natural de una ciudad, de una familia, de un colectivo cualquiera, de toda institución social. Una atmósfera creativa donde circulen el deseo, la alegría, la ilusión puede ser la mejor alarma social anti-robos.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies